[ General ]

¿Por qué es tan importante el overgrip en pádel?

Cuando hablamos de overgrip en pádel, si no tenemos demasiados conocimientos sobre este deporte, cometemos el error de pensar que su única función es la de evitar que la pala se nos pueda llegar a resbalar debido al sudor que vamos produciendo mientras estamos practicando este divertido deporte. Es verdad que esta es una de sus principales funciones, aunque no es la única. ¡¡Permanece atento!!

En el momento en el que empezamos a practicar pádel, lo primero que descubriremos es que el overgrip es capaz de hacer mucho más cómoda el manejo de la pala, ya que hace que podamos adaptar el grosor del puño a nuestro estilo y tener mejor agarre, lo que mejora nuestro juego y ayuda a evitar la posibilidad de que se produzcan lesiones.

A continuación, vamos a profundizar en el uso de este elemento y porque es conveniente comprar los mejores overgrips padel si queremos practicar este deporte a nivel profesional.

Todo lo que tienes que saber sobre los overgrips de padel

 

overgrip

No es raro que un deportista se queje de que está experimentando algunas dolencias ya sea en la zona del bíceps, en el codo o en el brazo. En la mayoría de los casos, este deportista señalará a la pala pensando que no se ajusta a lo que necesita. Aunque sí que es verdad que hay palas que por su construcción o los materiales que se han utilizado para definirla, no se consideran adecuadas para jugar al pádel, lo más habitual es que el origen de estas molestias esté situado en el propio puño de la pala.

La gran mayoría de modelos de palas de pádel que en estos momentos podemos encontrar en el mercado tienen los puños de medidas similares, lo que hace difícil encontrar buen agarre para personas con manos fuera de la media, tanto por pequeñas como demasiadas grandes. Para evitar que resbale, lo que el deportista tendrá que hacer será agarrarlas con mucha más fuerza. Precisamente por ello, llegará un momento en el que nuestra mano se empezará a cansar y es entonces cuando se empezarán a producir todas las molestias y lesiones que estábamos comentando con anterioridad.

Aquí es justamente cuando el overgrip desempeña un papel fundamental. Ahora bien, muchas personas cometen el error de colocar uno con el objetivo de pensar que esto es suficiente. Sin embargo, dependiendo del tipo de pala, puede ser que necesitemos uno, dos overgrips o incluso tres. 

El objetivo es que tu te sientas cómodo y que no te bases en lo que te digan los demás. Si ves que con uno solo no tienes el suficiente agarre y comodidad con el puño de la pala, entonces lo que deberías hacer es añadir un segundo para que tu estilo de juego no quede mermado por ese detalle.

Por otra parte, también existen diferentes tipos de grips que se engloban en dos grandes categorías: perforados o lisos. Los primeros son mejores porque al tener agujeros, consiguen una mejor transpiración. Los otros, con suerte, no nos van a durar más que 3 o 5 partidos.

Ahora que ya conoces la importancia del overgrip, si vas a jugar tanto de forma profesional como amateur al pádel con tus amigos, no te olvides de utilizar tantos como necesites.

Ragnar Lothbrok

Las mejores y más actuales noticias de tooodo el mundo.

Send a Comment

Your email address will not be published.